Marcas

Triunfo para Baby Shark

SmartStudy, la compañía de entretenimiento coreana propietaria de la marca, demandó a un centenar de personas y empresas por comercializar productos falsificados a través de Internet.

Triunfo para Baby Shark

Baby Shark se convirtió en un éxito mundial que obliga a sus propietarios a proteger la marca en todo el mundo. La famosa canción para niños ha sido aprovechada por SmartStudy para comercializar otros productos que ahora son falsificados en países como China.

La compañía de entretenimiento educativo coreana demandó en Nueva York a un centenar de personas y empresas con sede en China, por infracción de la marca comercial y los derechos de autor de Baby Shark, que forma parte de su línea de productos Pinkfong.

El reclamo de SmartStudy sostiene que la popularidad de Baby Shark generó una ola de productos falsificados vendidos en particular a través de Alibaba y AliExpress, y con envíos constantes a Estados Unidos.

Un tribunal de Nueva York falló a favor de la empresa coreana y ordenó medidas provisionales contra los acusados al comprobar que puede “existir un daño irreparable a una marca registrada cuando la parte afectada muestra que puede perder el control sobre su reputación, cuyo costo no es posible calcular con precisión”.

Marcasur Magazine
Marcasur Magazine - Edición Nº 78