Marcas | 29/05/2014 | IRLANDA

Volver

Obra de arte, Marlboro

Valentía y fuerza, tres colores y un espacio geométrico inteligente para construir uno de los logos más reconocibles del mundo.

En 1904 Philip Morris introduce Marlboro, un cigarillo pensado para el mercado femenino cuyo nombre deriva de la calle Great Marlborough Street, Londres, donde se fabricaron.

En 1962 el ejecutivo publicitario Leo Burnett cambia la imagen corporativa original de Marlboro, luego que los cigarrillos habían adquirido un talante más masculino alejado de la idea comercial original.

El nuevo logo obtuvo una forma geométrica de tejado o montaña roja, con el resto en blanco y el ideograma Marlboro debajo en negro, basado en la tipografía Neo Contact y Serif. El escudo de Philip Morris, coronado con dos corceles a sus costados, se encuentra en el medio de los otros dos elementos (tejado/montaña y nombre), aunque para darle un sentido más moderno últimamente ha sido dejado de lado.

Los tres colores representan pasión, coraje, excelencia, pureza y ​​energía, son reconocibles en reproducciones positivas y negativas, y están pensados para funcionar a partir del pantone en cualquier sistema. Las formas también fueron ideadas para incluirse en cualquier escala, pequeña o grande.

Ambas son las razones por la cual se conoce al logo de Marlboro como un "diseño inteligente" que ha alcanzado tanta fama, reconocimiento popular y éxito publicitario con su exhibición en revistas, vallas, eventos deportivos y cualquier otro tipo de advertisement gráfico posible.

Por último, la tipografía se desprende de la Neo Contact y tiene bases en Serif. El logo contiene 226 glifos, que cubren desde letras latinas básicas y letras diacríticas.

Volver
Facebook Marcasur Magazine Twitter Marcasur Magazine
App Store Google Play

© Marcasur 2013  |  Programación: mdisegni.com